top of page

Un pixín de 55 kilos para los comensales del restaurante Abarike de Gijón

El pixín, conocido fuera de Asturias como rape, es un fijo de los menús y las elaboraciones del restaurante Abarike de Gijón, aunque nunca se habían enfrentado a un ejemplar de estas dimensiones. Se trata de una pieza de 55 kilos que entró en el puerto de Vigo capturado en la costa cantábrica, y del que los comensales podrán disfrutar a partir del lunes.


«Muchas veces las piezas tan grandes tienen mucha agua, pero este lo miraron y es excelente, por eso decidimos cogerlo», relata Lara Roguez, propietaria del local y chef encargada de presentar batalla al colosal pez. Los planes pasan por presentar el pez a los medios de comunicación el lunes y que los clientes puedan probarlo a partir de entonces. 


Sobre el manejo de la carne de una captura de este calibre, Roguez cuenta que «se racionará, se envasará al vacío y se congelará» para que no pierda ninguna de sus cualidades. Aunque está acostumbrada a trabajar con productos grandes, esto se sale de lo normal: «Trabajamos con langostas grandes y hemos tenido rodaballos de más de 10 kilos, pero nunca habíamos trabajado con una pieza así», subraya.




1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page